domingo, 29 de abril de 2012

SALMOS GRADUALES (120-134). INTRODUCCIÓN.


120-134. La tradición hebrea, griega y latina ha trasmitido estos quince salmos como un bloque especial, con el título de "salmos graduales": de subida o de gradas. Los especialistas han querido deducir el significado de la etimología y han propuesto varias explicaciones. Una configuración interna al poema, según el esquema ab-bc-cd ... ; cosa que no vale para todos. Una disposición temática de los quince en orden ascendente o progresivo: explicación forzada. Un dato externo al salmo, histórico o litúrgico: sea la "subida" desde el destierro, o la subida de la peregrinación, o la subida por las gradas de la escalinata del templo. La más razonable me parece salmos de peregrinación: centrados en Jerusalén explicamos los elementos heterogéneos; el contexto festivo acoge fácilmente sentimientos varios.
Estilo. Ante todo la brevedad -excepto el 132-, que condiciona poéticamente el tema y su desarrollo. Son piezas de tempo moderado, que parecen girar lentamente ante nuestra vista, presentándonos facetas semejantes y complementarias. No pretenden inculcar una idea, sino penetrar suavemente y apagarse dentro dejando resonar sugerencias. Ante obras de factura tan simple, el comentarista se siente tentado a decir lo que leyó entre líneas, a completar lo que seguía tras el punto final. Y naturalmente, lo que seguía eran líneas divergentes según los comentaristas.
Trasposición cristiana. Se les puede aplicar una lectura "anagógica" = ascendente. Cantos del peregrino hacia la patria celeste; cantos del hombre espiritual hacia las cimas de la contemplación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada